Previous Entry Share Next Entry
T-34 en 1942: pruebas en Aberdeen y fiabilidad
alejandro_8
En otoño de 1942 la URSS envió un KV-1 y T-34 para ser examinados por los americanos. La evaluación fue positiva en algunos aspectos, como la facilidad de producción, óptica, motor o cañón, pero crítica en otras, sobre todo las referidas al aspecto motriz:

Motor

El diesel es bueno y ligero. L a idea de utilizar motores diesel en carros es compartida por los especiales americanos y el personal militar. Lamentablemente, los motores diesel producidos en fábricas americanas son operados por la marina, y por lo tanto, el ejército se ve privado de la posibilidad de instalar diesel en sus tanques.

La deficiencia en nuestros diesel es la pobreza criminal del filtro del aire en el T-34. Los americanos consideran que sólo un sabotador pudo haber construido tal artefacto. Tampoco entienden porque en el manual pone que es bañado en aceite (oil bath). Sus pruebas en un laboratorio muestran que:

- El filtro no filtra nada en el aire que es absorvido por el motor.
- Su capacidad es insuficiente para el volumen de aire que entra en el motor, incluso cuando está en ralentí.

Como resultado, el motor no logra su potencia máxima. La suciedad se cuela en las cabezas de los cilindros y causa un rápido desgaste, la compresión cae, y el motor pierde todavía más potencia. Además, la fabricación es extremadamente primitiva desde un punto de vista mecánico: en algunos puntos la soldadura ha quemado el metal, causando pérdidas de aceite etc [este apunte fue tomado en cuenta y versiones posteriores del T-34 recibieron un nuevo filtro Ciclon).

Transmisión

La transmisión del T-34 es también muy pobre (como en el KV-1). Cuando comienza a operar, los piñones se rompen en trozos (en todas las ruedas). Un analísis químico de los piñones muestra que el tratamiento térmico es muy pobre y que de ninguna manera cumplen con los estándards americanos para estos mecanismos.

El T-34 logró recorrer 343kms antes de sufrir una avería que no podía ser reparada. ¿Era este un valor normal? ¿Cómo era la fiabilidad del T-34 en 1942? ¿Se ajusta la evaluación americana a la realidad?

1942 comenzó relativamente bien para los soviéticos. La Wehrmacht había sido derrotada en las afueras de Moscú y se había logrado estabilizar el frente. Sin embargo, las pérdidas en vehículos seguían siendo inmensas, y el avance alemán durante Blau obligó a la evacuación de la fábrica STZ, una de las principales productoras del T-34 en 1942.

El desplazamiento de maquinaría, la mano de obra poco cualificada y la aplicación de diferentes tecnologías causaron un buen número de problemas de fiabilidad en los T-34 producidos en esta época. Generalmente no se tienen en cuenta porque la vida de estos vehículos era tan corta que simplemente no había tiempo para que se produciesen. Sin embargo, muchos se producían, por lo que en Verano de 1942 se organizó una crucial reunión para mejorar la producción del T-34. En ella tomaron parte miembros del NKTP, oficiales y personal del GABTU (Directorado de las fuerzas acorazadas).

Evidentemente, la fiabilidad del T-34 fue el tema más discutido. Según Stalin los carros alemanes podían moverse libremente campo abierto mientras que los soviéticos necesitaban reparaciones tras 60 o 80kms. Mozorov, director de la planta 183 apuntó a algunos problemas: en las plantas no había nadie que se encargase de verificar la calidad y en algunos casos la mano de obra era un 80% nueva. Otro inconveniente era la falta de equipos específicos. Otro fallo muy común era la desviación en el tratamiento térmico del acero. Los defectos más comunes se encontraban eran grietas en las corazas (56%), rotura de la transmision (13%), defectos en la caja de cambios (8%) y destrucción de cadenas (7%).

Esta reunión tuvo efectos muy profundos en la producción de tanques. A partir de 1943 la calidad mejoró notablemente, y se establecieron controles en los principales procesos de producción. También se prestó atención al mantenimiento de máquinas y se diseñaron componentes para el T-34 que aumentaron la fiabilidad y movilidad, como una caja de cambios de 5 marchas o un filtro Cyclone. Las condiciones en las fábricas (dieta y alojamiento) también fueron mejorando según avanzaba el año. A finales de 1943, la mayor parte de los T-34 pasaban una prueba de 300kms como muestra la gráfica:


Porcentaje de T-34 que superaban un circuito de 300kms sin averias mecánicas (Ermolov)

Gracias a las mejoras en la producción los soviéticos pudieron mantener un alto rítmo de operaciones tras la batalla de Kursk. En 1944 los problemas se habían solucionado y no era raro oir que T-34 avanzaban 500kms en 3 días.

Fuentes y enlaces de interés:

- http://www.battlefield.ru/en/documents/80-armor-and-equipment/300-t34-kv1-aberdeen-evaluation.html
- La industria de tanques durante la Gran Guerra Patriotica, de A.R Ermolov, editorial Moscú (2009).
- T-34, la enciclopedia completa, de M. Kolomiyets, publicaciones Ehksmo (2009).
- El puño de acero de Stalin. Historia del tanque soviético, de Mijail Svirin, editorial Yauza (2006).

Copyright http://alejandro-8.livejournal.com 2010

?

Log in